luzEste es un lugar para silenciar el pensamiento, la palabra, la acción.

Silencio es no añadir nada a la lectura de nuestros sentidos:

oido, vista, tacto, sabor, olfato o pensamiento…

y no provocarlo en los demás.

Dejar todo cual es.

Para ello, siéntate lo más cómodo y estable posible

y déjate traspasar por los seres sensibles.

Permítete solo ser tal cual eres sin enjuiciarte.

Llénate de algo más grande que tú y que cualquiera de tus deseos.

 

Fátima Myo Ko Carrillo.
 

 

suelo