3Igual que la noche de la embriaguez,

igual fue la vida.

¿Qué hice?, ¿qué tengo entre las manos?

Sólo desear, desear, desear,

ir detrás de los sueños

igual que un perro ciego ladrándole a los ruidos.

 

                                                  Jaime Sabines
 
 
 
1