Al finalizar el mes de junio comenzamos los arreglos para dar un nuevo aspecto y mejorar nuestro Dojo Zen de Sevilla.

Realizando una labor de colaboración entre los integrantes y practicantes del Dojo realizamos las jornadas de samu para dejar el Dojo disponible para que dieran comienzo las obras.

 20180626_083634

Este es el estado con el que comenzaron las obras. 

20180626_084002

Ver el estado de las paredes sobre las que  posamos nuestra mirada en tantas ocasiones era sobrecogedor.

20180629_194339

Del patio de luz al fondo del salón sólo la fuente se mantuvo en su estado actual. Detrás de ella pudimos ver los ladrillos descarnados del muro.

20180629_194025

 También en el exterior dejamos vista la fachada de ladrillo original. Así fuimos descubriendo unas estructuras que, hasta ahora, nos quedaban ocultas.

20180629_194424

Descubrimos arcos desconocidos que nos explicaban cómo era la construcción original de un edificio antiguo como el que habitamos para nuestra práctica.

20180629_194301

El sistema de arcos que conforman la estructura es sorprendente y de una belleza antigua para nuestros ojos de curiosos.

20180722_203426

Poco a poco, las paredes fueron recubriéndose y el mortero, que específicamente se ha colocado para evitar las humedades, fue revistiendo las paredes.

20180722_203502

La cocina ya no parece la misma. Cuando tenga la nueva pintura y los muebles colocados será un lugar diferente.

20180722_203808

El interior del Dojo va tomando forma. De la destrucción va surgiendo un espacio renovado. 

IMG-20181004-WA0004

El exterior también aparece renovado.

IMG-20181004-WA0008

La puerta de acceso del nº 8 AC aún nos relata en sus maderas la existencia de una historia y tradición.

 Pronto abriremos esta puerta y accederemos a un remozado Dojo en el que seguiremos manteniendo
la tradición de práctica de la Vía y la enseñanza del Dharma.
 
Manuel Ortega