“Sobrecogido de asombro:  mientras lo estaba mirando el cerezo ha florecido”